Bienvenido a Desatascos Komunal, a su servicio las 24 horas del dia
21 Sep
tormenta ducha

¿Es peligroso ducharse durante una tormenta?

Ducharse todos los días es una acción habitual y necesaria para las personas. Ahora que el frío ha llegado para quedarse, resulta muy gratificante para entrar en calor y conciliar mejor el sueño. Con el otoño, las tormentas han hecho acto de presencia. ¿Alguna vez te has preguntado si puede ocurrirte algo malo al ducharte mientras hay tormenta? En este artículo, conocerás la respuesta.

La parte de culpa es del metal

Efectivamente, es peligroso. Si piensas que no existen riesgos al ducharte en casa mientras hay tormenta fuera, debes saber que algunos investigadores piensan distinto. No es cuestión de alarmar en exceso, ya que cuando un rayo golpea en nuestra casa o edificio, las consecuencias no son graves.

Debes saber, que si te encuentras protegido o protegida en casa, no hay problema en caso de tormenta. Sin embargo, en el caso de que te duches o laves la vajilla en el fregadero, es importante conocer que la carga eléctrica de los rayos, buscan el camino de menor resistencia a la tierra.

Por ello, las tuberías metálicas son el camino idóneo para que se desplace a una velocidad vertiginosa. El metal es un perfecto conductor de la electricidad, por lo que la energía del rayo sí que podría llegar a través de ellas a nosotros. Asimismo, algunas impurezas que hayan en el agua y que se quedan en las tuberías, podrían ayudar a ser responsables de mejorar la conductividad y propiciar que seamos víctimas de la electricidad cuando nos duchamos.

Morir por esta causa es muy poco probable

A pesar de que las probabilidades de que un rayo llegue mientras tomamos una ducha son muy remotas (1 de 775.000, según aclara el Servicio Meteorológico de Estados Unidos), conviene conocer que no es imposible. Los factores están claros: estar mojados y en contacto directo con la tubería y el grifo. De todas formas, es más probable que el rayo nos alcance al aire libre, donde las consecuencias podrían ser letales. Sin embargo, es preferible esperar a que la tormenta termine para tomar un baño o una ducha.